Laia Martín Beauty Shop

Mi rutina de limpieza

Tener la piel bonita es algo complejo, o bien tienes una predisposición genética de la leche, o como yo no nos queda otra que cuidarnos lo máximo que podamos para tener, si más no, una buena hidratación y un bonito tono.

Seguir a rajatabla una rutina de limpieza es complicado con el nivel de vida que llevamos, pero es imprescindible encontrar nuestro espacio para desconectar aunque sean 10 minutos y relajarnos para aplicarnos los productos, la piel lo agradecerá mucho.

Antes de nada, es importante decir que la alimentación y el agua juegan un papel fundamental en nuestra piel. De nada servirá hacer la mejor rutina del mundo si no lo acompañamos con un buen estilo de vida. Soy la primera que a la que tengo una época de estrés y de comida rápida mi piel lo manifiesta enseguida.

A continuación os mostraré los productos que estoy utilizando actualmente en mi rutina. Muchos son de Grown Alchemist. Sabéis la debilidad que tengo por esta firma. Me gusta todo de ella, sus formulas, sus envases zero waste y la efectividad de sus productos.

Antes de seguir, comentaros que esta rutina está enfocada en mi tipo de piel que es normal tirando a grasa, sensible y con tendencia a la deshidratación.

¡Vamos allá!

La contaminación atmosférica, las impurezas y la propia grasa que nuestra piel genera a diario puede obstruir nuestros poros, es imprescindible limpiar la piel de manera adecuada.
Por eso, como primer paso para desmaquillarme utilizo Hydra-Restore Cream Cleanser: Olive Leaf & Plantago Extract de Grown Alchemist. Tiene una textura de bálsamo, arrastra muy bien la suciedad y me deja la piel con una sensación de confort indescriptible. Me encanta el momento sensorial que proporciona este producto.

 

En mi segundo paso de limpieza, utilizo el limpiador suave de base acuosa Gentle Gel Facial Cleanser, también de Grown Alchemist. Tiene un dosificador que te permite aplicar, con un simple pump, la cantidad necesaria de gel limpiador para retirar toda la suciedad que tengas en la piel. Me encanta porque es muy cómodo de utilizar, hace una suave espuma y no deja la piel tirante.

 

Antes de ponerme mi crema diaria, me aplico el Hyaluronic Serum 200 de Evolve. Me alucina la textura sedosa de este producto. Este serum contiene 200 mg de ácido hialurónico y agua de rosas para mantener la piel hidratada y descongestionada. ¡Ojo! Si lo utilizas antes de maquillarte déjalo reposar antes de aplicar la base de maquillaje, de lo contrario puede hacer “pelotitas”. Para evitar esto únicamente lo utilizo por la noche.

Finalmente, aplico la Hydra-Repair Day Cream: Camelia Geranium Blossom también de Grown Alchemist. L@s que me sigáis por Instagram sabéis que es una de mis cremas hidratantes favoritas. Me gusta por su textura, su efectividad y su olor. La textura es fundente y muy agradable.

 

Por la mañana hago lo mismo pero sin el primer paso de la limpieza. Ahora que empieza el buen tiempo, utilizo una de mis protecciones solares favoritas, la Classic Sport Face SPF 50 White Tea de Coola. La aplico después de ponerme la crema hidratante y antes del fondo de maquillaje. Esta crema, además de proteger de los rayos del sol, tiene beneficios antienvejecimiento. Su textura es suave y muy fluída y no engrasa nada la piel.protección solar coola

 

Una vez a la semana

 

Como bien sabréis, adoro los exfoliantes. Y aunque tenga la piel bastante sensible, si no hago este paso noto que mi piel vuelve a recuperar la irregularidad en la textura. Así que no paso una semana sin utilizar el exfoliante facial Grums Aarhus Raw Expresso Face Srcub.

 Además me encanta la filosofía de este producto, está hecho con el poso de café reciclado, mezclado con diferentes aceites como la manteca de karité y aceite de ricino. Ha sido todo un descubrimiento para mi y para mi piel. Al aclararlo deja una sensación de confort indescriptible que incluso puede hacer que prescindas de la crema hidratante.

Suelo alternar el exfoliante facial de Grums con la mascarilla Deep Cleansing Facial Wash sobre todo cuando necesito una limpieza profunda.
Su textura no irrita la piel. No es la típica mascarilla astringente de arcilla. Deja la piel muy confortable. Contiene ingredientes como el germen de trigo, el arándano o el Ginkgo que miman de forma única la piel. Suelo ponérmela antes de entrar en la ducha, para poder retirarla al terminar con la ayuda de una muselina. Me gusta hacerlo de esta manera porque la mascarilla se vuelve a humectar con el vapor del agua y se reactiva de nuevo. ¡La recomiendo totalmente!

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí, os recuerdo que si os interesa encontrar los productos adecuados para vuestro tipo de piel, podéis adquirir la asesoría de productos, es totalmente canjeable. De esta manera podemos hablar tranquilamente acerca de tu piel y los productos que le pueden ir mejor.

 

¡Hasta pronto!

 

 

 

 

 

 

 

Suscríbete a la Newsletter

He leído y acepto la política de privacidad
Formas de pago

Buscador
de productos

Cuéntanos lo que buscas e intentaremos ayudarte.